El impacto de Armonizar


Artículos

27/03/2019
Muchas veces hablamos de lo que es un sistema y cómo SABio® es un sistema, pero ¿Qué quiere decir eso en términos prácticos?
 
Un sistema es un conjunto de partes interrelacionadas e interconectadas, cuya interacción resulta en algo muchas más grande que la simple suma de las partes. En lo tangible, podemos mencionar el Cuerpo como individuo y los sistemas que lo integran. Pero también lo podemos ver en sistemas menos tangibles como el sistema familiar.
Podemos ver esta conexión e interacción del sistema con las mascotas en la casa ¿les ha pasado de darse cuenta que de alguna manera las mascotas saben lo que está pasando, las emociones que tenemos? 
Pasa que un integrante de la familia está pasando un momento emocional intenso y la mascota tiende a acompañarlo. ¿Cómo sabe la mascota?
También es muy fácil ver la conexión con los niños, si les tocó compartir con bebés habrán notado cómo el bebé responde o reacciona a los estados emocionales de los padres. Si los padres están calmos, en armonía, el bebé tiende a estar estable y seguir los ciclos normales de un bebé, pero si hay tensión en los padres - lo expresen o no - el bebé tiende a tener alteraciones en sus ciclos, en su descanso, a llorar mucho, etc.
¿Cómo sabe el bebé lo que está pasando?
 
Estas conexiones las conocemos, tal vez de una manera no consciente, pero en cierta manera resuenan en nosotros. Tal vez no sabemos cómo funcionan ni podemos medir el impacto de nuestras interacciones, pero sí nos damos cuenta que hay algo más allá de las palabras. Por ejemplo, podemos darnos cuenta que cuando alguien en la familia vuelve a casa luego de un mal día, por más que no diga nada, todos lo sienten.
 
¿Qué pasaría si pudiéramos utilizar esas mismas conexiones impactando el sistema en el que estamos de una manera armónica?
 
Lamentablemente - o afortunadamente- no podemos controlar esos impactos nos verbales. Suceden porque formamos parte.
 
En SABio®  aprendemos a conectar con el Estado Neutro, un estado fundamental sobre el cual se da la Armonización. Este estado es de apertura, es un estado que me permite la recepción de la información más allá de lo que “yo” conozco o creo saber. Es decir que es el estado que permite el despliegue de la Armonización.
Una Armonización nunca es en función de lo que “yo” creo conveniente, correcto o incluso armónico, sino que es en función de lo que realmente es armónico para el sistema. Comprendemos que la parte sólo tiene información parcial de la totalidad, entonces si soltamos el resultado o incluso lo que creo saber sobre la situación, relación, síntoma o tema a armonizar, permitimos que la Armonización suceda desde el nivel sistémico al que corresponde. Impactando de esta manera desde la liberación, el soltar, el permitir, no sólo a la información que estoy viendo, sino también a aquella información que se transmite de manera no verbal.
Podemos darnos cuenta entonces que cuando Armonizamos a un integrante de la familia, la información que se Armoniza va más allá del individuo y el impacto se produce también en los que forman parte del sistema interconectado - Se relacionen cotidianamente o no-.
Es así como hemos visto casos en los que aplicando SABio sobre los padres, los cambios en los niños son significativos. Otros casos en los que aplicando SABio a los hijos, la relación entre los abuelos y padres se ven impactados.
 
Si por un momento pudiéramos darnos cuenta de la interrelación que hay entre cada parte de un sistema y comprender la conexión que ello mismo implica sobre nosotros, veríamos que lejos de ser una personita aislada intentando resolver la vida, somos una parte fundamental de una estructura dinámica y siempre-cambiante que hace al sostenimiento de la vida y la realización de cada parte componente.
En el video al final del artículo podemos ver la conexión entre cada uno de los sistemas desde el átomo al galáctico. Este video muestra la conexión desde la materia, lo tangible aunque imperceptible.
Cuando nos damos cuenta de esa conexión podemos abrirnos a la posibilidad de que nosotros como especie humana funcionamos orgánicamente de la misma manera en que las células funcionan en nuestro cuerpo. La célula cumple una función, que es imprescindible, aunque la célula cambie, se reemplace cada cierto tiempo, viene otra célula a cumplir su función. Función que tiene sentido tal vez no a nivel célula, sino a nivel órgano del cual forma parte.
De la misma manera, cada individuo cumple una función, hay un sentido a nuestra cotidianidad, aunque el sentido mismo no esté en la percepción del individuo sino tal vez en un sistema que lo compone.
Esto podría llevarnos a comprender que cada decisión que tomamos, por pequeña que sea, tiene un impacto más grande de lo que llegamos a ver, que hay una conexión no verbal entre los que forman parte del sistema y una comprensión e impacto que se manifiesta en el conjunto más allá del individuo.
 
Todavía hay un universo entero por explorar en términos del impacto que tiene una Armonización y te invitamos a ser parte de ella.
¿Qué tipo de impacto te gustaría dejar en tu sistema?