¡Feliz día del trabajador!


Artículos

30/04/2019
 
En SABio ®  nos comprendemos como sistemas, formando parte de un sistema mayor en el cual no sólo pertenecemos sino que aportamos. Damos de nosotros aquello de lo que somos conscientes.
En este dia tan especial donde se conmemoran hechos externos y donde tal vez cuestionamos o celebramos nuestra rutina cotidiana, queremos tomarnos el momento de detenernos y observar.
 
Observemos por un momento nuestra actividad, ¿qué genera en el entorno la actividad que hago?
¿Me doy cuenta que mi trabajo no es sólo acerca de mí y mi ingreso, sino que la actividad que genero tiene un impacto en una cadena de acciones? ¿Es esto cierto?
 
Si la calidad de mi trabajo no fuera medida en horas, ni en premios económicos sino que se midiera en cuán consciente realizo mis actividades de trabajo, ¿qué calidad tiene mi trabajo?
Si la eficiencia se midiera en el impacto que genero en la conciencia colectiva por horas en el día laboral, ¿cuánta eficiencia aporto al colectivo?
Si estoy haciendo más de una cosa a la vez ¿cuál es el nivel de enfoque y de atención plena que pongo en mi accionar?
 
Por un momento me doy cuenta que no es la tarea lo que importa cuando se refiere al impacto en la conciencia, sino la calidad de la presencia con la que realizo las cosas.
Entonces comienzo a vivir un nuevo paradigma de trabajo, donde el éxito no viene con reconocimientos externos, sino con calidad de vida y plenitud interna.
 
Empiezo a descubrir  que el trabajo pasa a ser un espacio de crecimiento y descubrimiento, por más rutinario que sea, porque deja de ser acerca de la actividad afuera y pasa a ser sobre el descubrimiento interno, sobre el aporte en conciencia y la presencia con la que realizo mis tareas.
Empiezo a descubrir que el éxito externo puede ir de la mano de plenitud interna y que no son cuestiones opuestas, al contrario: cuanto más atención plena, cuanto mayor mi enfoque y aporte al colectivo, más real es el sostenimiento del éxito en el tiempo.
 
Si nos damos cuenta que la abundancia no viene de la mano de la cantidad de cosas y lo ocupado que estoy en el día, sino de lo conectado que estoy con el estado Neutro al realizar las actividades diarias. ¿Seguiría haciendo lo mismo? ¿Cambiaría mi forma de trabajar?
La pregunta es: ¿me estoy dando cuenta de lo que necesito para jugar mi rol y realizar mi aporte desde este lugar de crecimiento?
 
En este día tan especial, desde SABio saludamos afectuosamente a todos los que nos acompañan en este trabajo de conciencia.

¡Feliz Día!