El método SABio utiliza el Testeo Muscular o Test Kinesiológico para la comunicación con el cuerpo.

Este testeo tiene la característica de medir el tono muscular frente al estrés o distrés. Nos da acceso a informaciones de la conciencia del cuerpo, mente o espíritu.

Tomamos esta técnica de la kinesiología, la que nos da una posibilidad interesante y moderna. En la medida que tenemos certeza en su aplicación, podemos usarla para distintos objetivos. En nuestro caso la usamos para tener la evidencia de la polaridad que se da en: Armonizado o no armonizado; si o no; fuerte o débil.

El test nunca miente, todo depende de nuestra correcta interpretación  y provecho que podamos tomar de la información que nos da.

La respuesta viene desde el inconsciente, y cuando se tiene práctica y seguridad, es de respuestas rápidas.

Todas las personas pueden realizar el testeo muscular, es simple; solo requiere práctica.